EL CAPRICHO, tapas de barrio con encanto

Su fachada de grandes cristaleras, tipografía clásica con botes de alimentos antiguos y su reclamo de "taberna ilustrada", lo encuadra ya entre los locales de estilo tradicional. Su interior es luminoso y bastante amplio para lo que se estilo en la zona, con un televisor grande en donde proyectan partidos, y una larga barra en doblando la esquina que enfrenta el espacio de taburetes altos y que sirve de resguardo del pequeño comedor interior. Un local sin pretensiones pero muy agradable para unas raciones informales.

EL CAPRICHO, barra

EL CAPRICHO, fachada


Estilo: Castizo en su decoración, con baldas repletas de botellas, barra con tapas y tiradores de cerveza. Mucha luz y suave música de fondo. La carta ofrece múltiples raciones de la cocina tradicional española, tostas variadas y alguna ensalada. Incluyen tapas con cada consumición y el trato es muy eficiente y cercano con su clientela habitual. El cliente tipo es del barrio y de todas las edades, situándose la media en los 40-50.

EL CAPRICHO, barra

EL CAPRICHO, barra
 
Punto fuerte: El servicio muy atento y profesional, y la comodidad del local.

Punto débil: Poco que señalar en su estilo tradicional. SI acaso, que en la parte de barra hay pocas sillas bajas para quien busque mayor comodidad (hay un comedor interior).

Referencias en precio: Ponen tapas gratis. Tostas por 4-5€, vinos por 2,5-3€, dobles/tinto de verano 2,5€, cañas por 1,5€. Raciones rondando los 10€.

Situación: Esquina calle Doctor Castelo con Lope de Rueda, a escasos 100 metros del parque del Retiro. Metro Ibiza o Príncipe de Vergara.

EL CAPRICHO, pantalla con partidos
EL CAPRICHO, tapas 
 

No hay comentarios: