EL KÁRTEL DE MALASAÑA, taco bar con carácter.

El espíritu del María Bonita y del otrora mítico "Atalaska" de Huertas se ha trasladado a este taco-bar mexicano, en donde su carismático dueño (Chuy) ha continuado en pleno Malasaña con el mismo concepto que tan buen resultado le venía dando en el reducido local de Conde Duque. Fundamentado en su inigualable coctelería, el María Bonita ofrece una gama infinita de combinaciones preparadas con fruta fresca in situ en su exprimidor. A ello se le suma la cocina de Penélope, sabrosa y contundente, que seguro satisfará a los amantes de la cocina mexicana. 
 
Vista desde la entrada, Kártel de Malasaña. Tusolovivemadrid.

Estilo: El nuevo local es ampliamente más grande que el pequeño garito de Conde Duque; la barra es más amplia, la cocina también, hay más mesas y más espacios. Recién abierto el primero de febrero, aún están rematando la decoración y tienen pendiente darlo por completada cuando abran al público una sala al fondo concebida para acoger cenas o reservas para grupos cuando se diese la ocasión. Por lo demás, el propio nombre escogido, la misma iconografía de vírgenes salteadas de calaveras y de máscaras de lucha libre mexicana muestran a las claras la faceta irreverente e informal del Kártel. Todo muy mexicano, muy de bareto, con rock americano de los 70 a media potencia. Los cócteles, infinitos y preparados con esmero y con generosidad; la comida, fundamentada en sus riquísimos nachos y en los tacos, y en lo que se tercie según el día (quesadillas, tamales, y otros platos mexicanos). La clientela, en la treintena y de vestimenta informal, encaja al dedillo con el barrio. Acaba de abrir y sus fieles le han seguido en masa, los fines de semana ya se nota un gran ambiente desde las 21:30. Entre semana por el momento no hay problemas de espacio para cenar. 
Barra del Kártel de Malasaña. Tusolovivemadrid.
Rincón junto a la entrada, Kártel de Malasaña. Tusolovivemadrid.

Punto fuerte: La coctelería marca de la casa de Chuy (Long Island, Sex on the Beach, Ruso Blanco y los mejores daiquiris...); los espectaculares nachos y las especialidades con las que cada día sorprende Penélope en la cocina.

Punto débil: El local es relativamente espacioso y de techos altos, pero cuando se llena se echa en falta más ventilación.

Precio/entrada: Copas a 5€ y combinados a 6€. Cañas dobles 2,50€ y chupitos 3,50€ (tequila reposado con sangrita). Los tacos individuales son 1,5€, los tamales 2,5€ y los nachos varían según el tamaño; oscilan entre los 5 y los 9€.


Situación: Si se entra desde Fuencarral (desde Tribunal), se encuentra a 50 metros a mano derecha, pasado el cruce de San Vicente Ferrer con Corredera Alta de San Pablo. Metro Tribunal. 

Horario: Abre de lunes a domingo, de 13:30 a 2:30. Domingos de 14:30 a 19:30.
Fachada del Kártel de Malasaña. Tusolovivemadrid.

1 comentario:

Jon4n dijo...

No me ha gustado nada cómo nos han tratado. La comida muy mal, carne salada y muy poco asesoramiento en la carta; además de estar media hora esperando un taco. No entiendo cómo puede tener tan buenas opiniones este sitio.