GASTRO CROQUETERÍA, la croqueta gourmet de Malasaña

Su cocinero Chema ha logrado darse a conocer elaborando unas de las croquetas más reputadas de Madrid y desde luego las más originales. Su carta presenta en lugar preferente hasta 8 tipos de croquetas "rompedoras" y otras dos tradicionales con su toque personal, "las de mamá". Además, completa la oferta con varias cazuelitas y con un conjunto de tapas que vienen a ser medias raciones, en las que combinan con acierto lo clásico con lo exótico, con unos resultados sorprendentes. Precedido por la fama de su anterior local de mismo nombre de la calle Segovia, era grande la expectación por ver este nuevo local recién inaugurado ayer 11-S, y prueba de ello fue la gran afluencia que llenó el alargado local. Aunque con el mismo producto estrella que el cercano y famoso "Casa Julio" (también brillante a su manera) su concepto gastronómico y el tipo de local no los convierte en competencia. Le auguramos una larga y feliz estancia en su nueva sede. 

Comedor de la Gastro Croquetería en Malasaña.


Estilo: El nuevo local es alargado, de techos altos, suelo de madera y colores claros en su comedor en contraste con los tonos más oscuros en la barra. Multiples detalles decorativos con un concepto moderno/vintage, y dos/tres espacios: la entrada amplia con barra a un lado y un espacio con taburetes y mesas altas; y la sala más amplia con mesas bajas, a la que le sigue la cocina. Su carta es tradicional, porque no dejan de ser croquetas o tapas clásicas, pero con salsas o ingredientes sorprendentemente bien combinados. Lo que denominan tapas son medias raciones, y las croquetas se sirven de dos en dos. Además, reservan una sala para menús degustación "El Atelier", que cada día puede variar según la creación del Chef (aunque, particularmente, me quedo con las raciones). Su clientela todo indica que encajará a la perfección con la habitual del barrio hoy día y del área Triball, profusa en locales novedosos de corte moderno. 

Detalle del comedor de la Gastro Croquetería en Malasaña.

Punto fuerte: El local, muy agradable; y la cocina no defrauda, exquisitas croquetas. La tapa de migas con crema de mango y salsa curry, ¡sorprendente! 

Punto débil: Aún siendo un local nuevo, más grande y amplio, probablemente sea necesario reservar.

Referencias en precio: Existe la posibilidad de pedir menús degustación, por 16€/persona 6 tapas a compartir y por 25€ aperitivo, 5 tapas individuales y postre. Las croquetas (dos) oscilan entre los 3€ y los 4,5€, surtido del chef (se pregunta cada día cuáles), son 6 a 9€. Ensaladas a 6€, cazuelitas a 7-8€ y tapas (medias raciones), entre los 5€ y los 8€. Bebidas a precios standard. 

Teléfono: 91 364 22 63. 

Situación: En la animada calle Barco que discurre entre Gran Vía y la plaza de San Ildefonso (la de la iglesia y la estatua de la estudiante). Se sitúa en la parte cercana a Gran Vía. Metro Gran Vía o Callao.



Barra de entrada de la Gastro Croquetería en Malasaña.

No hay comentarios: