EL COCINILLAS, sencillo, rico y elegante.

Restaurante idóneo para acudir en pareja o con unos pocos amigos, este local se ha afianzado en Malasaña como garantía de buena cocina a precio razonable. Su éxito se basa en el trato, en la garantía de su materia prima y en su sabrosa cocina. Los fines de semana conviene reservar. 


Restaurante EL Cocinillas, interior.


Estilo: El local es pequeño, con dos grandes ventanales a la calle San Joaquín desde los que se aprecia la única sala que tiene. Su decoración es cuidada, con una luz y atmósfera cálida, y combina la sencillez con algún mueble de anticuario y con una elegante disposición de las mesas (mantel, copas, vaijlla). De entrada sirven siempre unos panes con una deliciosa mantequilla de aceitunas; las raciones son correctas, cuidando la presentación, y disponen de carta de vinos con varias DO. El público es heterogéneo en edades y estilos. 

Restaurate El Cocinillas, detalle mesa.
Restaurate El Cocinillas, interior 2.

Punto fuerte: Su cocina, casera y sabrosa; y su servicio, muy rápido y eficiente. La relación calidad-precio es muy buena. 

Punto débil: El espacio es reducido entre las mesas (mal endémico en los restaurantes de Madrid), y se echa en falta algún plato más sorprendente. Los sábados tienen dos turnos de cena.


Referencias en precio: Entrantes a 9-10€; Principales a 11-14€ y postres a 4-5€.Cenar con vino sale a unos 25-30€ cada.

Teléfono: 91 523 29 60. 


Situación: En mitad de la calle San Joaquín, que une la calle Fuencarral con la Plaza de San Ildefonso. Metro Tribunal.
 
Restaurate El Cocinillas, detalle barra.

No hay comentarios: