FÁBRICA MARAVILLAS, pasión por la cerveza

/
0 Comments
Fábrica, bar y tienda de cerveza, la Fábrica Maravillas introduce en Madrid un concepto que hace las delicias de los entendidos cerveceros: la degustación de cervezas propias hechas a capricho combinando diferentes maltas, lúpulos y fermentaciones. Si bien en la cercana Cervecería Oldenburg de Bilbao su fuerte es la variedad de cervezas de importación, en este garito la carta es limitada y las cervezas son solo de barril; por contra, la presentación es más didáctica, presentando su composición y proceso. En la fábrica no se habla tanto de rubias o tostadas o negras sino de Indian Ale, American Ale, estilo belga, triple fermentación, Stout... un aliciente más para todo friki de las cervezas será la posibilidad de conocer su proceso de elaboración y pasear por sus barriles en fermentación (si no hay mucha clientela). 


Fabrica Malasaña_barra y sala principal

Estilo: Inusual por estos lares, este estilo de garito es frecuente en ciudades cerveceras de Europa y se basa en la premisa de servir la cerveza que los propios dueños elaboran ahí mismo. En este caso sus gerentes (dos simpáticos guiris locos de la cerveza) lo han importado con mucho éxito hasta la fecha (lleva desde el otoño) con la peculiaridad de dejar a la vista los barriles y de mostrar cómo van combinando las distintas maltas y lúpulos. Tendrán siempre algún tipo de cerveza (la Malasaña, la Flipa, la Cabrona,...) y habrá dos tipos que irán cambiando temporalmente para dar más juego. El local tiene dos partes: una primera sala con una barra encarando la entrada y un pequeño espacio don 3 mesas a un costado; y una parte trasera dividida por un pasillo acristalado desde donde se aprecian los barriles de acero inoxidable en donde elaboran y fermentan su preciado líquido dorado y por donde se accede a los servicios. De techos altos y luz clara, la música suena de fondo y el local permite conversar sin problema. La clientela es muy diversa, como la edad de los cerveceros, y el ambiente es informal. Ah! Hay cerveza para llevar, en "Growler" (recipiente de cristal de litro de capacidad). 


Fabrica Malasaña_fabrica y bar de cerveza artesanal

Punto fuerte:El "punto" de tomar la cerveza artesanal elaborada en el mismo local y sobre todo la oportunidad de apreciar toda la composición y elaboración de la cerveza. 

Punto débil: No hay muchas mesas y el ambiente es algo frío. Su requisito de elaboración artesanal les limita a la hora de ofrecer cervezas más variadas. 

Referencias en precio: Medias pintas a 2,5-3€, pinta a 5-6€. "Growler" (recipiente de litro rellenado para llevar) a unos 7-8€. Ponen patatas o una pequeña tapa para acompañar la cerveza.

Situación: En Malasaña, a mitad de la calle Valverde (pararela a Fuencarral), a mitad de camino entre Gran Vía y Tribunal. Metro Tribunal o Gran Vía.


También te puede interesar

No hay comentarios: