LA T, bistro-bar con clase en Malasaña.

De apertura muy reciente en diciembre de 2012, este nuevo bistro-bar sorprende por su estiloso diseño y por lo espaciosa que resulta su espacio para copas que tiene en la planta baja. La comida tiene buena pinta, pero únicamente me referiré al sótano de copas que conocimos. Este espacio es diáfano con solo dos áreas en sus costados para sentarse en bancos corridos almohadillados mientras suena una cuidada selección de temas de Funky, Soul o grandes artistas de los 80. Un garito con clase al que auguro gran éxito.

La T, bistro bar. Entrada.

Estilo: Podría recordar a garitos de postín de Londres o París, con un diseño cuidado, personal muy profesional de estilo moderno que pone empeño en dar un servicio de calidad. El local rezuma elegancia, modernidad y estilo, distinguiendo la planta de la entrada, con barra y pequeño comedor con mesas para 22 comensales, de una amplia zona chill out escaleras abajo, totalmente insonorizada y minimalista en su decoración, con luces cálidas y en donde destaca en su parte central una larga barra en donde preparan estupendas copas. La clientela que acude oscila entre los 30 y los 50 años, de corte informal pero elegante.


La T, bistro-bar. Sótano.

Punto fuerte: La atmósfera elegante y moderna a un tiempo, con clase; y las estupendas copas que sirven a unos precios razonables, destacando (como no podía ser menos hoy día) su extensa carta de Gin Tonics.


Punto débil: La sala de abajo es tan grande que si no se llena aparenta estar algo desangelada. Según dicen, es para albergar pequeñas presentaciones o eventos.

Referencias en precio: Copas entre 6 y 8€ (sencillo y Premium). Menús a 10,5€.

Situación: Enfrentado a la Mucca de Pez, en la misma plaza del Palentino, en el lado más cercano a la Corredera Baja de San Pablo. Metro Tribunal y Callao.

Teléfono: 91 531 14 06.

Horario: El bar abre de jueves a domingo de 00h a 3h, para eventos y en general siempre que haya gente. El bistró y el bar ofrecen menús a mediodía y por las noches con carta.

1 comentario:

Dulce Marion dijo...

De acuerdo en todo y, con respecto a la comida, no sólo tiene muy buena pinta sino que está buenísima!
Platos muy cuidados a la vista y al paladar, calidad y cantidad en su perfecta medida, originalidad y exquisitez desde los entrantes a los postres pasando por el vino, el menaje (la jarra de agua, un puntazo) y la copa final, que se puede tomar en la propia mesa o abajo (genial el gintonic con violeta). Para mí, un diez.