FRANGUS, restaurante portugués para grupos

Frangus es una cadena portuguesa de comida para llevar "take away", que en Madrid se ha decidido a abrir un restaurante en el que ofertar su variada carta de cocina portuguesa a precios económicos. Abierto desde finales de septiembre, el local es muy grande y cómodo, austero en la decoración pero con buenas calidades y con buena carta de platos y de vinos. El ambiente es variopinto y lo mismo concurren un grupo de jóvenes portugueses que unos ejecutivos de comida laboral; en cualquier caso, se agradece su amplitud y comodidad, algo de lo que carecen la mayoría de restaurantes madrileños.


Restaurante Frangus. Interior del comedor.

Estilo: El restaurante es muy amplio y se encuentra en la 2ª planta, con una amplia cristalera que le da aún mayor sensación de amplitud. Tiene una barra al fondo anexa a la cocina, y dos televisores en los que retransmiten los partidos de los equipos portugueses o vídeos musicales. En la cocina, su sello de identidad es el Frango (Pollo a la brasa), pero abarca la gran mayoría de las especialidades lusas: desde costillas y brochetas a la brasa hasta otros platos típicos de Portugal como el Bacalao a la Nata, sopa a la pedra y la feijoada, así como guarniciones varias con arroz o verduras (migas portuguesas, empanadillas...). Ofrece postres lusos como la baba de camello y pasteles de nata (pasteles de Belén); y en bebidas, están presentes el tinto portugués del Douro, el Oporto, el vinho verde y la cerveza Sagres.

Punto fuerte: Cocina muy fiel a las especialidades portuguesas. Raciones abundantes y relación calidad-precio excepcional.

Punto débil: El local es diáfano, con techos altos y sin apenas decoración, lo que resulta algo frío cuando el local no está lleno.

Referencias en precio: Tercios a 1€, menús de grupo a 20-23€ (entrantes, plato principal, postre, café y barra libre). Raciones en torno a los 10€ para los principales y 7€ los entrantes.

Teléfono: 91 5060109.

Situación: Junto a Ronda de Toledo, haciendo esquina con Ribera de curtidores, justo debajo del Rastro (es una buena alternativa para comer los días de mercado). Metro Embajadores, Puerta de Toledo o Acacias.


No hay comentarios: