EL ALMENDRO 13, a por huevos rotos y roscas.

Es uno de los bares de La Latina más concurridos. Por su solera y porque sus huevos rotos han cautivado a muchos fieles de la zona, que para reponer o preparar el estómago no dudan en acercarse a tomar uno de los platos clásicos de la capital. Tiene la peculiaridad de que únicamente sirven cerveza o vino, nada de refrescos o copas, y siempre se llena. Es por ellos muy recomendable llegar pronto para encontrar mesa libre. 
Nota: Cierra sus puertas a principios de 2016.

 
Estilo: Taberna de fachada castiza e interior de madera con solera. Tiene una parte alta con ventanales y algunas pocas mesas, junto con la caja y barra en donde se pide y sirve la bebida; la comida tiene que recogerse en otro espacio contiguo. En la parte baja es donde se ubican la mayoría de mesas, pequeñas y bajas, al estilo clásico; y con taburetes. Abre a diario al mediodía y de nuevo por la noche hasta medianoche.

Punto fuerte: Sin duda, los huevos rotos (especialmente) y las roscas. Las cañas también están bien tiradas.

Punto débil: Se llena muchísimo, y al tener que acercarse para pedir y para recoger lo pedido, resulta doblemente incómodo.

Referencias en precio: Cañas a 1,30€, roscas y huevos rotos en torno a 11€.

Situación: En la esquina de la calle Almendro (en el nº 13), que es una de las calles que serpentean por La Latina y que viene a ser pararela a Cava Baja. Cerca de la Plaza de la Cebada. Metro La Latina.

No hay comentarios: