COCTELERÍA SANTAMARÍA, atmósfera cocktail

Es un local diferente, con atmósfera de película americana a la que solo le falta el humo del tábaco para imaginarse a Bogart en un rincón. Un local muy urbano, melancólico y confortable, que destaca esencialmente por sus formidables cócteles. Por fuera pasa desapercibido, con ventanas más bien bajas, pero sin embargo su interior es muy espacioso, con techos muy altos y varias mesas altas y bajas.

COCTELERÍA SANTAMARÍA, Malasaña.


Estilo: El local es un antiguo prostíbulo, como tantos otros rehabilitados por Triball para el ocio y la moda. Como decoración se sirven de distintas lámparas desperdigadas que aportan la luz suficiente pero que mantienen el bar oscuro; el mobiliario es diverso, con taburetes y algún sillón. La música ambiente es muy acertada (generalmente jazz y funky a volumen que no interfiere en la conversación) y el ambiente es relajado. La clientela ronda los 30 años y es de estilo moderno.

Punto fuerte: La comodidad del lugar y sobre todo lo buenas que están las copas. A destacar la piña colada y el daiquiri Hemingway.

Punto débil: Únicamente hay cócteles y algún botellín de cerveza. No hay más elección (aunque los hay sin alcohol también).

Precio/entrada: No cobra entrada. Los cócteles son en su mayoría a 9€. Algunas (cusiosamente los sin alcohol) son a 11€.


Situación:  En la calle Ballesta, cerca de la calle Desengaño y por tanto de Gran Vía. Cerca del cruce con Loreto y Chicote, junto al Kitchen Lab. Metro Gran Vía o Callao.

Horario: De bar, los fines de semana cierra pasadas las 3h.

No hay comentarios: