PALENTINO, bar esencia de Malasaña

La versión castiza y madrileña de Cheers. Donde encuentras al borracho, al jubilado y al personaje. Al punk, al parado y al currela. Al comercial y a tu vecino. El bastión de la tasca española entre el aluvión de bares modernos que inundan la zona desde hace pocos años. Si bien aplaudo las nuevas aperturas, sin la permanencia de bares como el Palentino, Malasaña perdería su idiosincrasia. Como el cercano Casa Camacho, su clientela es variopinta y acude tanto de cañas, como a tomar un café. O "de after" a tomarse la última por la mañana temprano. Con el común denominador de quien siente que ha llegado a su refugio.



Estilo: Es una tasca. Sencilla y simple. Con luces fluorescentes. Con espejos en las paredes, que en su mayoría están desgastados. Una TV en la esquina y taburetes altos frente a la barra con unas cuantas mesas junto a la pared. ¿Por qué tiene encanto? ¿Por qué se le coge cariño? Será la sencillez de los dueños. Esa filosofía cercana de los paisanos que gestionan el negocio ajenos a las modas. La extraña comunión entre clientes de todas las edades unidos junto a la barra. This is Spain.  

Punto fuerte: Por si no queda claro, su sencillez y su ambiente.

Punto débil: Es una tasca española. Con sus papeles y cáscaras por el suelo. Quien busque decoración y limpieza, tiene otros muchos por la zona.

Referencias en precio: Caña 1€, refresco 1,70, bocatas entre 1,80€ (embutidos) y 2,50€ (pepito). Todos los precios son económicos.

Situación: Se ubica en mitad de la calle del Pez, haciendo esquina con la plaza Carlos Cambronero (la que está en cuesta). Metro Noviciado o Callao.

No hay comentarios: