NAIF, el local más urbanita de Madrid

/
0 Comments
Es un bar-cafetería de apertura reciente (otoño pasado), que destaca al pasear junto a él por su decoración y estilo, con grandes ventanales y público joven variopinto. La sensación al acomodarse es la de un garito berlinés o neoyorkino, muy urbanita, meticulosamente descuidado y espacioso merced a sus techos altos. Como local está muy logrado.

NAIF, perspectiva interior.

Estilo: Claramente inspirado en un estilo urbanita berlinés. Se asienta en un edificio recién restaurado, con techos muy altos y con suelo más bajo que la acera, está muy nuevo y limpio.  Han apostado por reflejar una atmósfera urbana con todos los detalles cuidados para reflejar un estilo entre naif e industrial: rótulo estilo graffiti, un cuadro estilo comic e imágenes estilo pop-art en la pared, paredes de ladrillos y tuberías al descubierto, cajas de carga de madera haciendo de baldas y distintas lámparas y asientos en tres zonas del bar. La música es de estilo indie-pop tranquilo a volumen agradable, y la clientela es de estilo joven y muy variopinta. Tanto trajeados como modernitos, todos con apariencia muy “trendy” y muchos de ellos con su portátil o Ipad sirviéndose del Wi-Fi gratuito. Ofrecen bebidas, cafés-tés y comida rápida tipo sándwich y ensaladas. Abren a partir de las 12h hasta la madrugada.
NAIF, detalle y rincón. Malasaña.

Punto fuerte: La decoración y el estilo. Muy logrado.

Punto débil: La carta es escueta y la cocina es simple, desentona con el sitio. Es una lástima que por el momento no ofrezcan “brunch”, le pega bastante. Los platos y cubiertos de plástico tampoco los entiendo.

Referencias en precio: Se sitúa en la media. Cafés y tés (con pastelito) 2€, sándwich-ensaladas 6-8€, refrescos 2,5€.

Situación: A 50 metros de C/ Fuencarral, en la calle San Joaquín esquina con Plaza San Ildefonso. Metro Tribunal.


También te puede interesar

No hay comentarios: