LA GUSTAVA, restaurante con gusto.

El garito que hasta el 2011 se llamó “El Ladrón de Tintas” ha cambiado de dueños y pasa a denominarse La Gustava. Sus actuales gestores apuestan por una cocina casera preparada con mucho mimo, ofreciendo platos clásicos pero con un toque de buen gusto original.

 
Estilo: De luz tenue y decoración tirando a minimalista. Cuidado en la presentación de los platos y buena selección de platos y de vinos. Muy buenas raciones. Público entre 30 y 40.

Punto fuerte: Muy buena cocina y buen trato. Rica tapa con cada consumición en la barra primera.

Punto débil: Si bien también tienen un primer espacio con tapas (bien servidas además), suele estar desangelado. Por otro lado, la carta se antoja algo escasa (lo que tiene está muy bueno).

Referencias en precio: Raciones a 6-9€, vinos a 2-3€ y cena con vino por unos 25-30€. Menú del día 9,20€.

Situación: Al principio de la calle Noviciado, casi a la altura de la calle San Bernardo. Metro Noviciado.

No hay comentarios: