BREW WILD PIZZA BAR, cerveza artesanal con pizza

A unos locos amantes de la cerveza artesanal se les ocurrió montar una cervecería para dar rienda suelta a su pasión, y al encontrarse con un local con cocina debieron pensar ¿qué mejor que una buena pizza artesanal hecha con mimo para acompañar unos buenos tragos? De ahí salió este local en julio de 2017, un local que transmite pasión y especialización. No pidas más porque no lo hay; claro que a quién le importa si lo que te dan es fantástico.


BREW WILD PIZZA BAR, barra y tiradores TSVM

BREW WILD PIZZA BAR, pintas

Estilo: Cervecería con dos ambientes diferenciados: la planta de calle, pequeña y luminosa con la barra de 15 tiradores de cerveza artesanal (en honor a "Quince brewery") y con pequeñas mesas junto a la cocina y a la cristalera de la calle; y la planta baja, estilo cueva de ladrillo visto, de luces bajas y con algunas mesas grandes y otra barra. En cualquier caso, su clientela no puede ser otra que amantes de la cerveza a los que les gusta probar nuevos sabores. Si acaso pueden colarse algunos neófitos atraídos por sus deliciosas pizzas, hechas al momento por su chef italiano y que ofrecen combinaciones novedosas. Sus camareros, jóvenes entusiastas de la cerveza, aconsejan con acierto la cerveza en función de los gustos de cada cual.
Nota: Además, desde febrero 18 incorpora pantallas en donde retransmiten el fútbol.
 
Punto fuerte: Tanto su amplio surtido de cervezas artesanales, como sus pizzas buenísimas.

Punto débil: Que apenas tiene nada más que pizzas para comer (en su especialidad está su virtud). 

BREW WILD PIZZA BAR, cueva en planta baja

BREW WILD PIZZA BAR, pizza brew wild pesto


Referencias en precio: Pizzas a 10-14€, tartas a 5€. Copas a 6,5€ y birras según el estilo y bodega.

Horario: Lunes cerrado. Viernes y sábados, de 13h a 2:30. Resto de días, de 13h a 1h.

Situación:En pleno barrio de Huertas, cerca del cruce de la calle Echegaray con calle Huertas. Metro Sevilla o Antón Martín. 

BREW WILD PIZZA BAR, fachada
BREW WILD PIZZA BAR, comedor y cocina
BREW WILD PIZZA BAR, planta baja

BREW WILD PIZZA BAR, escaleras

BREW WILD PIZZA BAR, cerveza artesanal

V MANNEKEN, la coctelería - anticuario más cosmopolita

Una tienda de antigüedades que al caer la noche muda en bar coctelería en donde se reúne el ambiente más europeo de Malasaña. Si bien tiene semejanzas con el Kikekeller en su vinculación con la decoración y el arte, en este local la atmósfera es más de bar abigarrado y noctámbulo, menos moderno y esnob pero igualmente frecuentado por gente guapa, de un estilo europeo de salón de casa antigua repleto de antigüedades. Un sitio perfecto para tomar un buen cóctel antes de ir a casa o antes de lanzarse a otros bares más fiesteros.

Estilo: El de una tienda de antigüedades. Sus salas o espacios son salones de época con sillones de cuero, lámparas y muebles de estilo victoriano. Las luces son bajas y se acompañan de velas. La música suena a volumen medio de pequeños altavoces. La mesa de coctelería la organizan en la sala intermedia y despachan con mimo y sin celeridad. Entre su clientela, mucho extranjero y con una media de edad en la treintena.

Punto fuerte: La decoración del local y el ambiente cosmopolita. Pinchan música diferente y la atmósfera tiene personalidad propia.

Punto débil: Los barman son lentos y pedir una copa lleva tiempo.




Referencias en precio: Copas entre 8 y 12€. Cervezas 4-6€.

Situación: Casi en el cruce con Espíritu Santo, en la calle que tuerce hacia abajo, conectando con C/Pez, a la altura de la plaza de Juan Puyol (la de los columpios). Metro Tribunal o Noviciados.

Horario: El bar abre de 17h a 2h. de lunes a sábados, domingos hasta las 22h. Se anima poco antes de la medianoche.

KITCHEN 154, moderna cocina asiática en el mercado

Para muchos amantes de los sabores orientales se ha convertido en un local referente de Madrid. Una tasca, como gustan de denominarse, en donde e degustan platos con elaboradas salsas que combinan múltiples especias. Bases asiáticas en las que introducen materia castiza en sus carnes y pescados. Todo de manera informal, en un ambiente de mercado tradicional, al modo asiático callejero. Perfecto para una comida distendida entre amigos.

Curry verde de pollo con batata, Kitchen 154

Kitchen 154 de mercado de Vallehermoso, Tusolovive Madrid

Estilo: Una tasca metida en un mercado. Cocina elaborada en cuencos de metal. Bullicio y jaleo con especias exóticas y sabrosas y picantes salsas. Cocina a la vista fiel a los sabores asiáticos, fusionado con buena materia prima local. Muy rico. Además, desde hace un tiempo ofrecen catering, y recientemente han abierto otro local en Malasaña.

Punto fuerte: Riquísimo y con sabores asiáticos muy logrados. 

Punto débil: Es muy bullicioso (muy asiático por otro lado) y lo peor es el doble turno de mediodía los fines de semana.


Berenjenas a la sichuanesa, Kitchen 154


Merluza Black Pepper, Kitchen 154



Dumplings de Kitchen 154, Tusolovive Madrid


Referencias en precio: Resulta económico, puedes probar varios platos con cerveza o vino y salir por 25€ bien servido. Los platos de carne/pescado salen por 13-15€, y los de picoteo por la mitad, como los dumplings (5,5€) o las alitas (7€). Cañas por 1,5€, cerveza artesanal 3,8€, copa de vino 3,5€.

Teléfono: 91 138 99 95.

HorarioDe miércoles a sábado, comidas y cenas. Martes solo cenas y domingos solo comidas. Lunes cerrado. Los sábados y festivos doblan el turno, a las 14h y 15:30.

Situación: Metido dentro del mercado de Vallehermoso, situado en mitad de dicha calle; en una de sus esquinas junto a una entrada lateralMetro Argüelles o Islas Filipinas.

VINOTECA MORATÍN, mimando el producto de la tierra

Un pequeño restaurante que apuesta por la intimidad y por la cercanía. Con una apuesta por los productos de temporada más castizos y más cotidianos, si bien tratados de un modo sorprendentemente novedoso. Se aprecia cariño en la cocina, en el servicio y en definitiva en ofrecer una bonita experiencia para el comensal.

Corazón de alcachofas con sal de cecina, Vinoteca Moratín

Comedor de Vinoteca Moratín


Estilo: Local de un solo comedor, con decoración acogedora de luces bajas y mesas para parejas o pequeños grupos de no más de 6 personas, sonando de fondo música jazz. El trato es muy profesional y cercano al mismo tiempo; Marcos, su chef y dueño, se esmera en explicar con elocuencia cada elaboración y en ofrecer las aclaraciones que hicieran falta. Tomamos carne y pescado, excelente todo, pero destacaríamos las verduras; se aprecia que emplean materia prima seleccionada, en donde hasta unos puerros pueden sorprenderle a uno para experimentar nuevas sensaciones. La carta de vinos, extensa y variada, ofrece alternativas novedosas y con varias opciones para pedir por copa. Ambiente distendido e informal que invita a la conversación relajada.

Puerros con salsa romescu, Vinoteca Moratín

Fachada de Vinoteca Moratín


Punto fuerte: Lo acogedor del local y del trato; y, sin duda, su excelente cocina. Platos con productos muy comunes revelan nuevos sabores.

Punto débil: Poco o nada que señalar. Abstenerse quien busque local animado para salir de fiesta.


Referencias en precio: Ofrecen medias raciones en la mayoría de entrantes. Entrantes en torno a 14€, principales 16-18€. Postres 7€. Copas de vino, 3-5€. En conjunto, se cena muy bien por 75€ la pareja.

Teléfono: 91 127 60 85.


Horario: Cierran domingos y lunes. Mediodías de 13:30 a 16h y cenas de 19:30 a 24h. No doblan nunca turno.

Situación: En la calle Moratín, paralela a Huertas. No está en la parte más baja, pero queda más cerca del Paseo del Prado que de la Plaza Santa Ana. Metro Antón Martín.

Steak Tartar, Vinoteca Moratín


EL BROTE, el retorno de las mejores setas

Vuelve "El Brote". Con la misma filosofía de su primer local, con un concepto inclinándose más hacia las tapas y recuperando las setas todo el protagonismo. Edu y Álvaro han apostado por recuperar un antiguo local junto al metro La Latina para acondicionar un coqueto espacio en donde disfrutar de las mejores setas. Muy bien puesto. Con detalles y con calidez. Si te gustan las setas, déjate aconsejar, y simplemente disfruta.
Nota: Su primera aventura fue en un local de c/Chile (Chamartín), a la que le siguió una segunda en Javier Ferrero (Prosperidad).




 
Estilo: En el nuevo local, abierto desde el 5 de mayo de 2017, han reformado íntegramente un antiguo bar de barrio para transformarlo en un coqueto bar de tapas con el bosque como motivo y con las setas como indiscutibles estrellas. Con un estilo de espacio rústico con maderas vistas, y de decoración vintage con muebles recuperados, han conformado un pequeño comedor acogedor y abierto que invita a la conversación. Su comida recupera la esencia de las setas, preparadas con gusto y empleando el mejor producto: boletus, rebozuelo, champiñón, perretxikos y cualquier otra que hayan podido recoger, con algún toque que las potencie. Para nosotros, las trompetas de la muerte sobre tirabeques y salmón marinado son espectaculares, al igual que las rebozuelo con picantón en escabeche. Como pequeños "extras", ofrecen según temporada tomates fantásticos, flor de calabacín, piparras y quesos, además de algún helado muy goloso. El ambiente es relajado, sin música; y la clientela es muy variopinta en edad y se nutre de fieles seguidores que valoran su especialización.







Punto fuerte: Su extrema especialización, conocimiento y pasión por las setas y sus variantes en la elaboración de las mismas lo convierte en el más destacado e ineludible para los micólogos. Prima la calidad.

Punto débil: La carta es escueta y todo gira en torno a las setas. Las carnes y pescados solo se encuentran como guarnición.


Referencias en precio: Tapas entre los 3,5€ de los tomates hasta los 10€ de los boletus, con una media de 7€ la tapa. Yendo 4-6 amigos, se puede probar casi todo (una tapa cada 3) con cañas / vino por alrededor de 25€.

Horario: Cierra domingos noche y lunes. Resto de la semana, comidas y cenas de 13:30h a 16h. y de 20:30 a 00h. 


Situación: En la calle de la Ruda, perpendicular a la calle Toledo y muy cerca del metro de la Latina. Viniendo del Teatro de la Latina, si enfilamos la calle Toledo en dirección a Puerta de Toledo, en la calle a mano izquierda (en dirección a la plaza del Cascorro y el Rastro). Metro La Latina.












EL FLACO, cocina thai de alto nivel

El chef Andy Boman lidera este restaurante que apuesta por la alta cocina en platos asiáticos, con gran fidelidad de sus salsas y sabores, e introduciendo ingredientes propios de nuestra cultura como la panceta y mariscos del país. Curtido en cocinas de diversos países y desde hace años en restaurantes de referencia asiática como el Asiana, ofrecen una carta variada en la que disponen también de un menú degustación que permite un recorrido por todos sus platos. Un capricho y un gustazo para los amantes de esta cocina, que a buen seguro no defrauda.

Bun de panceta en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Lomo de ternera en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid
 
Estilo: El local es el del antiguo "El Brote", moderno y que les permite llegar a acoger a pequeños grupos de 8-10 personas, si bien predominan las de 2-4. Con una pequeña barra y la cocina a la vista del comedor a través de una cristalera. La cocina refleja los sabores de la cocina asiática, fundamentalmente tailandesa y vietnamita, con algún toque de producto español como en los baos de panceta (espectaculares) o las vieiras. Las hierbas, salsas, picantes e ingredientes asiáticos, los clavan. Su plato estrella, el curry verde, muy rico. Pero también la crema de entrante, las carnes y los postres, todo lo que probamos nos gustó mucho. El ambiente es con luz cálida y sin música, favoreciendo la conversación. La clientela es variada en edad y estilos, con mesas tanto para grupos como para parejas.


Vieiras en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Curry verde en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Punto fuerte: Sabores muy fieles a la cocina del sudeste asiático. Todo muy rico y bien presentado.

Punto débil: Resulta algo caro.

Referencias en precio: La comida nos salió a 45€ por persona (mesa de 4), vino y bebidas incluidas. Ofrecen también como opción un menú degustación por 45€, bebida aparte. Algunos precios: caña doble 3,5€, botellas de vino a partir de 18€, entrantes 11-15€ y principales 24-26€ (raciones para 2 personas); postres 7,5€.

Teléfono: 91 199 65 02.

Situación: Javier Ferrero 8, paralela al inicio de López de Hoyos, en una calle pararela y un tanto inhóspita. Mucho aparcamiento libre por las noches. Metro Alfonso XIII.


Interior de restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Ensalada de pato en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Crema de bienvenida en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Chocolate con helado en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid