KITCHEN 154, moderna cocina asiática en el mercado

Para muchos amantes de los sabores orientales se ha convertido en un local referente de Madrid. Una tasca, como gustan de denominarse, en donde e degustan platos con elaboradas salsas que combinan múltiples especias. Bases asiáticas en las que introducen materia castiza en sus carnes y pescados. Todo de manera informal, en un ambiente de mercado tradicional, al modo asiático callejero. Perfecto para una comida distendida entre amigos.

Curry verde de pollo con batata, Kitchen 154

Kitchen 154 de mercado de Vallehermoso, Tusolovive Madrid

Estilo: Una tasca metida en un mercado. Cocina elaborada en cuencos de metal. Bullicio y jaleo con especias exóticas y sabrosas y picantes salsas. Cocina a la vista fiel a los sabores asiáticos, fusionado con buena materia prima local. Muy rico. Además, desde hace un tiempo ofrecen catering, y recientemente han abierto otro local en Malasaña.

Punto fuerte: Riquísimo y con sabores asiáticos muy logrados. 

Punto débil: Es muy bullicioso (muy asiático por otro lado) y lo peor es el doble turno de mediodía los fines de semana.


Berenjenas a la sichuanesa, Kitchen 154


Merluza Black Pepper, Kitchen 154



Dumplings de Kitchen 154, Tusolovive Madrid


Referencias en precio: Resulta económico, puedes probar varios platos con cerveza o vino y salir por 25€ bien servido. Los platos de carne/pescado salen por 13-15€, y los de picoteo por la mitad, como los dumplings (5,5€) o las alitas (7€). Cañas por 1,5€, cerveza artesanal 3,8€, copa de vino 3,5€.

Teléfono: 91 138 99 95.

HorarioDe miércoles a sábado, comidas y cenas. Martes solo cenas y domingos solo comidas. Lunes cerrado. Los sábados y festivos doblan el turno, a las 14h y 15:30.

Situación: Metido dentro del mercado de Vallehermoso, situado en mitad de dicha calle; en una de sus esquinas junto a una entrada lateralMetro Argüelles o Islas Filipinas.

VINOTECA MORATÍN, mimando el producto de la tierra

Un pequeño restaurante que apuesta por la intimidad y por la cercanía. Con una apuesta por los productos de temporada más castizos y más cotidianos, si bien tratados de un modo sorprendentemente novedoso. Se aprecia cariño en la cocina, en el servicio y en definitiva en ofrecer una bonita experiencia para el comensal.

Corazón de alcachofas con sal de cecina, Vinoteca Moratín

Comedor de Vinoteca Moratín


Estilo: Local de un solo comedor, con decoración acogedora de luces bajas y mesas para parejas o pequeños grupos de no más de 6 personas, sonando de fondo música jazz. El trato es muy profesional y cercano al mismo tiempo; Marcos, su chef y dueño, se esmera en explicar con elocuencia cada elaboración y en ofrecer las aclaraciones que hicieran falta. Tomamos carne y pescado, excelente todo, pero destacaríamos las verduras; se aprecia que emplean materia prima seleccionada, en donde hasta unos puerros pueden sorprenderle a uno para experimentar nuevas sensaciones. La carta de vinos, extensa y variada, ofrece alternativas novedosas y con varias opciones para pedir por copa. Ambiente distendido e informal que invita a la conversación relajada.

Puerros con salsa romescu, Vinoteca Moratín

Fachada de Vinoteca Moratín


Punto fuerte: Lo acogedor del local y del trato; y, sin duda, su excelente cocina. Platos con productos muy comunes revelan nuevos sabores.

Punto débil: Poco o nada que señalar. Abstenerse quien busque local animado para salir de fiesta.


Referencias en precio: Ofrecen medias raciones en la mayoría de entrantes. Entrantes en torno a 14€, principales 16-18€. Postres 7€. Copas de vino, 3-5€. En conjunto, se cena muy bien por 75€ la pareja.

Teléfono: 91 127 60 85.


Horario: Cierran domingos y lunes. Mediodías de 13:30 a 16h y cenas de 19:30 a 24h. No doblan nunca turno.

Situación: En la calle Moratín, paralela a Huertas. No está en la parte más baja, pero queda más cerca del Paseo del Prado que de la Plaza Santa Ana. Metro Antón Martín.

Steak Tartar, Vinoteca Moratín


EL BROTE, el retorno de las mejores setas

Vuelve "El Brote". Con la misma filosofía de su primer local, con un concepto inclinándose más hacia las tapas y recuperando las setas todo el protagonismo. Edu y Álvaro han apostado por recuperar un antiguo local junto al metro La Latina para acondicionar un coqueto espacio en donde disfrutar de las mejores setas. Muy bien puesto. Con detalles y con calidez. Si te gustan las setas, déjate aconsejar, y simplemente disfruta.
Nota: Su primera aventura fue en un local de c/Chile (Chamartín), a la que le siguió una segunda en Javier Ferrero (Prosperidad).




 
Estilo: En el nuevo local, abierto desde el 5 de mayo de 2017, han reformado íntegramente un antiguo bar de barrio para transformarlo en un coqueto bar de tapas con el bosque como motivo y con las setas como indiscutibles estrellas. Con un estilo de espacio rústico con maderas vistas, y de decoración vintage con muebles recuperados, han conformado un pequeño comedor acogedor y abierto que invita a la conversación. Su comida recupera la esencia de las setas, preparadas con gusto y empleando el mejor producto: boletus, rebozuelo, champiñón, perretxikos y cualquier otra que hayan podido recoger, con algún toque que las potencie. Para nosotros, las trompetas de la muerte sobre tirabeques y salmón marinado son espectaculares, al igual que las rebozuelo con picantón en escabeche. Como pequeños "extras", ofrecen según temporada tomates fantásticos, flor de calabacín, piparras y quesos, además de algún helado muy goloso. El ambiente es relajado, sin música; y la clientela es muy variopinta en edad y se nutre de fieles seguidores que valoran su especialización.







Punto fuerte: Su extrema especialización, conocimiento y pasión por las setas y sus variantes en la elaboración de las mismas lo convierte en el más destacado e ineludible para los micólogos. Prima la calidad.

Punto débil: La carta es escueta y todo gira en torno a las setas. Las carnes y pescados solo se encuentran como guarnición.


Referencias en precio: Tapas entre los 3,5€ de los tomates hasta los 10€ de los boletus, con una media de 7€ la tapa. Yendo 4-6 amigos, se puede probar casi todo (una tapa cada 3) con cañas / vino por alrededor de 25€.

Horario: Cierra domingos noche y lunes. Resto de la semana, comidas y cenas de 13:30h a 16h. y de 20:30 a 00h. 


Situación: En la calle de la Ruda, perpendicular a la calle Toledo y muy cerca del metro de la Latina. Viniendo del Teatro de la Latina, si enfilamos la calle Toledo en dirección a Puerta de Toledo, en la calle a mano izquierda (en dirección a la plaza del Cascorro y el Rastro). Metro La Latina.












EL FLACO, cocina thai de alto nivel

El chef Andy Boman lidera este restaurante que apuesta por la alta cocina en platos asiáticos, con gran fidelidad de sus salsas y sabores, e introduciendo ingredientes propios de nuestra cultura como la panceta y mariscos del país. Curtido en cocinas de diversos países y desde hace años en restaurantes de referencia asiática como el Asiana, ofrecen una carta variada en la que disponen también de un menú degustación que permite un recorrido por todos sus platos. Un capricho y un gustazo para los amantes de esta cocina, que a buen seguro no defrauda.

Bun de panceta en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Lomo de ternera en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid
 
Estilo: El local es el del antiguo "El Brote", moderno y que les permite llegar a acoger a pequeños grupos de 8-10 personas, si bien predominan las de 2-4. Con una pequeña barra y la cocina a la vista del comedor a través de una cristalera. La cocina refleja los sabores de la cocina asiática, fundamentalmente tailandesa y vietnamita, con algún toque de producto español como en los baos de panceta (espectaculares) o las vieiras. Las hierbas, salsas, picantes e ingredientes asiáticos, los clavan. Su plato estrella, el curry verde, muy rico. Pero también la crema de entrante, las carnes y los postres, todo lo que probamos nos gustó mucho. El ambiente es con luz cálida y sin música, favoreciendo la conversación. La clientela es variada en edad y estilos, con mesas tanto para grupos como para parejas.


Vieiras en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Curry verde en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Punto fuerte: Sabores muy fieles a la cocina del sudeste asiático. Todo muy rico y bien presentado.

Punto débil: Resulta algo caro.

Referencias en precio: La comida nos salió a 45€ por persona (mesa de 4), vino y bebidas incluidas. Ofrecen también como opción un menú degustación por 45€, bebida aparte. Algunos precios: caña doble 3,5€, botellas de vino a partir de 18€, entrantes 11-15€ y principales 24-26€ (raciones para 2 personas); postres 7,5€.

Teléfono: 91 199 65 02.

Situación: Javier Ferrero 8, paralela al inicio de López de Hoyos, en una calle pararela y un tanto inhóspita. Mucho aparcamiento libre por las noches. Metro Alfonso XIII.


Interior de restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Ensalada de pato en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Crema de bienvenida en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

Chocolate con helado en restaurante El Flaco, Tusolovive Madrid

CAFELITO, especialistas en café de Colombia

Una cafetería de Lavapiés en donde miman el café y a quienes nos gusta saborearlo. Molido al momento, emulsionado con diferentes especias y servido al gusto del cliente, con las especialidades de temporada, un vaso de agua y una presentación con cariño. Con alguna otra opción complementaria como dulces o algunos batidos y con la voluntad de compartir experiencias y sumarse al alma inquieta del barrio, con exposiciones y actividades culturales de fotografía, pintura y otras disciplinas, ofreciendo libros para su lectura y para el intercambio. Pero sobre todo para probar, degustar y disfrutar del café bien hecho.

Café Toño en Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid


Barra de Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid

Estilo: Se ubica en un antiguo local de la zona rehabilitado mostrando las vigas, techo y suelo originales. Con una primera zona a las puertas de la calle con la barra, dos mesitas y cómoda con revistero. Desde allí se abre un saloncito interior con luz cálida con varias mesas de diverso estilo con pequeñas sillas, muy hogareño al tiempo que sencillo y espacioso. Sus tartas, caseras, están buenas, pero donde destacan sin duda es en sus cafés especiales: el café "Toño", el barraquito, el infusionado... café de Colombia del bueno. Y, además, cada mes ofrecen algún café de otra procedencia.
En su hilo musical suena de fondo jazz o soul, favoreciendo la conversación. El público es informal y ronda la treintena, en parejas o pequeños grupos.


Cafelito, Lavapies - Foto detalle


Sala de Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid

Punto fuerte: Su especialización y mimo en el buen café.

Punto débil: Es pequeño y el salón es interior, no tiene ventanas.


Horario: De lunes a viernes de 8h a 21h (salvo los lunes que cierra a las 14.30). Sábados y domingos de 10h a 22h.

Referencias en precio: Cafés 1,4-2€ los sencillos, 2,5€-3,50€ los especiales; tés 2,5-3,5€; bebidas (zumos, batidos, cerveza artesanal) 2,5€-4€; dulces/tartas 1,5€-4€; cócteles 6€. Desayunos 3-4,5€.

Situación: En la calle sombrerete que sale de la plaza de Lavapies. Según se baja desde Tirso de Molina, se puede bajar por Mesón de Paredes hasta encontrarse con Sombrerete que la cruza. El café se encuentra a mano izquierda, a 30 metros
. Metro Tirso de Molina o Antón Martín.


Fachada de Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid


Café helado de Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid


Cafelito, Lavapies - Entrada


Cafelito, Lavapies - Foto detalle


Cafelito, Lavapies - Tusolovive Madrid
 

WILD THING, refugio mítico de rock

Clásico billar-bar con música rock. Cervezas, buena música, parroquia de fieles, dardos, billar y multitud de detalles rindiendo pletesía a los más grandes del inagotable género rock. El interior bien puede recordar al de un bar de carretera de película americana, con una gran barra y cierta penumbra, siendo el billar iluminado el centro de la sala. Un local para amantes de los clásicos rockeros sin concesiones a variantes modernas.

Interior, bar Wild Thing Tusolovive Madrid

Fachada, bar Wild Thing Tusolovive Madrid

Estilo: Techo alto, una gran barra ocupando un lateral, luces bajas con más penumbra que iluminación y rock, mucho rock. Por las paredes, plagadas de fotos, discos, portadas y recuerdos rockeros; y como no puede ser de otra manera, sonando con fuerza temazos clásicos internacionales que van desde los Blues Brothers hasta los Doors, pasando por AC/DC, Dylan, Thin Lizzy, Bowie o cualquier otro gran grupo preferentemente de entre los 60 y 80. El billar que domina la sala invita a jugar una partida, manteniendo también la clásica máquina de juegos o la de dardos, manteniendo los elementos clásicos. Se aprecia una clientela fiel, sin duda atraída por la música, variopinta en estilo y oscilando entre los 30-50.


Billar, bar Wild Thing Tusolovive Madrid

Interior, bar Wild Thing Tusolovive Madrid

Punto fuerte: Su apuesta musical de calidad pinchando toda clase de clásicos que van mucho más allá de los que suenan en la radio.

Punto débil: Muy pobre oferta de cervezas, solo Heineken y Mahou...

Precio/entrada: Copas 7/8€ (nacional/importación), tercio, 4€.


Situación: En la zona de bares de Prosperidad. En la esquina de Padre Claret con Martín Machío. Metro Alfonso XIII.

Horario: De lunes a sábado de 21h a 3h. (viernes y sábados alarga el cierre 30-45 min.).